En el Líbano, el matrimonio infantil es una realidad que Farah Wardani, directora de la compañía de teatro Laban, quiere combatir mediante el teatro. Las refugiadas sirias y palestinas de Siria, son las principales
afectadas por esta realidad (conforman un 40, 5% y un 25%). Las refugiadas palestinas y libanesas de Líbano, conforman el restante, según Unicef. Y esto es una tendencia que va incrementando.

La obra teatral de Farah Wardani tiene un público reducido de 50 mujeres que más que un público, son parte de la pieza teatral. Mientras se escucha una pieza musical e instrumental a base de violín y cajón, los artistas de la compañía Laban improvisan las historias que las mujeres comparten. Mujeres casadas que responden a la pregunta de Farah: ¿cuántas están casadas?. Todas, entre risas, responden positívamente.

El objetivo de Farah Wardani es combatir el matrimonio infantil mediante esta sobras de teatro, con un enfoque que no busca culpar a nadie, sino concienciar sobre el hecho de que muchas niñas se ven obligadas a contraer matrimonio. Estas piezas artísticas buscan luchar contra esta realidad transmitiendo sentimientos y creando empatía, conectando con estas jóvenes al escuchar sus historias, buscando una especie de terapia entre estas mujeres al verse en la misma situación.

La primera en compartir su triste historia es una jóven de 15 años, divorciada y con una hija pequeña. Mientras los actores improvisan, otra joven de 20 años expresa su opinión: mejor casarse con esa edad que vivir soltera a los 20. Es una tendencia y sobretodo una forma de pensar difícil de cambiar.

En Líbano la edad mínima para casarse la fijan las sectas que existen en Líbano. El Gobierno no tiene nada que opinar sobre este aspecto. A los 15 años se permite el matrimonio en las sectas ortodoxas. Los suunitas y chiitas fijaron la edad de 9 años como la mínima para casarse. Pro estas edades no son el único criterio que siguen. Según Bassam Salman, jeque de los chiitas, la edad es simplemente orientativa, lo que importa de verdad es si la mujer está preparada fisica y mentalmente, una característica que, según ellos, se orienta mediante la primera ovulación de la mujer. Según ellos, muy pocas mujeres en edad infantil se llegan a casar.

Según Suleiman Samour, padre del Arzobispado de Griegos Católicos de Beirut, los católicos,que son “gente educada que tienen que ir al instituto y a la universidad”, no tienen tantas situaciones de matrimonio infantil. Según su registro, de 388 matrimonios contraídos en 2018, ninguno de ellos fueron casos de menores de edad.

Muchas ONG presionan a este país para que se fije la mayoría de edad como la edad mínima para contraer matrimonio. Muchas familias buscan en el matrimonio de sus hijas menores una manera de reducir los gastos económicos que puedan generar. Además muchas personas opinan que «cuanto antes se casan, más energía tendrán para criar a sus hijos», cuenta la directora de Laban. Con estas piezas teatrales, la directora Farah Wardani y su equipo intentan luchar contra esta injusticia. «Igual tardamos 10 ó 20 años, pero lo vamos a conseguir», afirma.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)