El teatro, como arte escénico, es una opción de entretenimiento donde se puede apreciar el arte en movimiento de una forma única e irrepetible. Así, una puesta en escena es toda una experiencia que solo se puede disfrutar en vivo. Y, tal vez por eso, es que muchas personas se quedan prendados de la magia y espíritu del teatro, a tal grado que desean verse inmersos en ese mundo.

Ahora bien, si todavía tienes dudas acerca de adentrarte aún más en el universo teatral, en este artículo te enlistaremos algunos de los principales beneficios de realizar teatro. Con lo cual, tal vez te brindemos los argumentos necesarios para decidirte en ingresar a algunos de los tantos cursos de teatro para principiantes que se realizan en distintos sitios.

El teatro como actividad lúdica y profesión

El teatro, como profesión requiere de gran dedicación y esfuerzo. Sin embargo, este arte también puede ser desenvuelto como una actividad lúdica. Y es que, su práctica representa la posibilidad de desarrollar toda una serie de habilidad que no tenías en mente que puede explorar.

Así, sin importar que desees hacer de este arte tu profesión o tu actividad lúdica, los cursos de iniciación al teatro representan que podrás desenvolver varias habilidades que te serán útiles para tu vida diaria.

Habilidades que se desarrollar al hacer teatro

  • Estimulación creativa. El establecer una trama y personaje requiere de un alto nivel de creatividad. Lo que hace que varias zonas del cerebro se activen para plantear el escenario y aquel individuo que por algunos instantes tendrás que dar vida.

  • Fomenta la capacidad de empatía. La posibilidad de dar vida a un personaje, facilita el colocarte en un situación y entorno distinto al que vives. Con lo cual, puede apreciar como es ver las cosas desde otro punto de vista que no sea el tuyo.

  • Afinación de la capacidad psicomotriz. El teatro es una actividad que requiere de la expresión de todo el cuerpo. Por tal motivo, se necesitan afinar varios movimientos que tal vez pensabas ya tenías dominados, mientras que desarrollas otros, permitiendo alcanzar una mejor coordinación corporal.

  • Agiliza la mente. La necesidad de recordar un dialogo y el hecho de tener que improvisar en el momento, promueve la corteza cerebral con tal de promover un escenario natural y fluido. Con lo cual se logra agilizar la memoria y se estimula la capacidad de resolución de problemas con decisiones rápidas.

  • Mejora la habilidad comunicativa y social. Puede parecer contradictorio, pero la mayoría de personas que ingresan a un curso de teatro es para desenvolver la capacidad de comunicación y social. Es obvio que al estar expuesto ante varias personas deberás de actuar de cierta forma que te permita un mejor desenvolvimiento comunicativo, en tanto al ser una labor que se realiza en conjunto se mejoran las habilidades sociales.

Escuela de teatro y clases de teatro en Madrid

Así, aunque se tratara de una actividad lúdica, el teatro es toda una experiencia que te permite apreciar toda una serie de emociones y habilidad que no se pueden desarrollar al realizar otra actividad por sí sola.

Aunque, de cualquier forma, para su desempeño se necesita de un alto nivel de compromiso y orden para ejecutar con satisfacción la labor de todo un grupo. Mientas que, en España hay diversos sitios para realizar cursos de iniciación al teatro como el Centro Cultural en Madrid.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)