Para una obra de teatro o para la salida al escenario es imprescindible un buen maquillaje. Es muy importante tener en cuenta que un buen maquillaje debe adecuarse al tipo de obra, escenario, trabajo o personaje que se va a interpretar. Todo debe ir en concordancia: el vestuario, el estilo de la obra y el guión tienen mucho que decir en el maquillaje. Por lo tanto, la comunicación entre las distintas partes organizadoras de la obra de teatro es fundamental. Directores, guionistas, estilistas y maquilladores deben comunicarse para que haya un consenso en ese aspecto

La técnica principal que utilizan los maquilladores es el claro-oscuro, es decir, el contouring. Jugar con el volumen del rostro, sacar a relucir, y profundizar los rasgos del actor o la actriz como misión principal. El contouring se realiza para profundizar, esconder, reducir o ampliar y resaltar los rasgos de la persona. Por ejemplo, para un personaje negativo, es interesante profundizar ciertos rasgos como los pómulos. O reducir los rasgos fuertes de un personaje dulce y delicado para darle ese aspecto suave.

Las principales razones por las que el maquillaje es fundamental

Otra razón por la que el maquillaje es muy importante es que como la iluminación del escenario suele ser intensa y contrastada, los colores se disimulan. Por lo que, un maquillaje con colores intensos y muy pigmentados ayudará a que la iluminación no absorba esos colores. Si los colores se absorben por la iluminación nos arriesgamos a que los actores se vean planos y sus rasgos no se vean correctamente. Además, la distancia de visión del espectador también es un elemento clave a tener en cuenta. No es lo mismo ver la cara de una persona cerca (cara a cara) que verla desde los palcos en el escenario.

Otra recomendación que damos en Aficionarts es que debe ser algo básico que el maquillaje sea de buena calidad y muy resistente ya que debajo de los focos, cuando los actores están en el escenario transpiran y esto puede provocar que un maquillaje de mala calidad o de calidad normal se derrita y manche el vestuario. Aunque el maquillaje teatral sea denso y resistente, está diseñado para que no dañe la piel y sea suave.

El maquillaje es de vital importancia para ciertos disfraces ya que se puede utilizar para destacar ciertos aspectos del personaje. Podemos rejuvenecer y envejecer a los actores o convertirlos en monstruos o extraterrestres. Sin embargo, más allá de la caracterización, el maquillaje sirve también para corregir ciertos “errores” como por ejemplo la blancura de la piel de un actor. Un actor con una piel blanca y pálida se verá mucho más blanco bajo los focos del escenario. Con una base de maquillaje más oscura corregiríamos este defecto.

Una de las razones por la que el maquillaje es vital en el teatro, es que los ojos son uno de los rasgos a explotar a la hora de actuar, ya que dan énfasis a las expresiones faciales. Maquillar los ojos correctamente es esencial para intensificar esos efectos (resaltarlos, colorearlos, exagerarlos, etc). Lo mismo ocurre con los labios. No obstante, un truco de profesional es el uso de los polvos translúcidos, para matificar el rostro, unificar los tonos, sellar el maquillaje y a la vez evitar los brillos que causa la iluminación teatral.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)