La interpretación es un arte que conlleva el gran sacrificio de vivir, durante un período de tiempo, siendo una persona diferente en una realidad diferente, con la finalidad de adaptarse a ese personaje para que la interpretación sea creíble. Hoy Aficionarts te habla sobre las técnicas de interpretación necesarias para meterse en un papel y convertirse en ese personaje y además sobre algunos casos de lo que algunos actores han tenido que hacer para adaptarse a un papel.

El teatro, para la mayoría de los profesionales, es una de las actividades y profesiones que más te ayudan a desarrollarte como persona, a crecer tu autoconfianza y la seguridad en uno mismo, a quitarse muchos miedos personales (como por ejemplo hablar en público) y a crecer las habilidades y la inteligencia emocional al máximo. Si lo que quieres es ser un actor profesional toma clases de actuación. Y si eres un aficionado, escucha estos consejos que te damos para dejar huella en el escenario y en el público.

Para que un papel te salga a la perfección tendrás que aprenderte el texto y memorizarlo a la perfección. Este será el primer paso para que la interpretación salga de forma más fluida. Pero no vale simplemente con memorizar. Intenta empaparte de elementos inspiradores, lee más e investiga. Es muy importante que inviertas tiempo en tu carrera profesional de actuación, que estés siempre en continua evolución y mejores tus facultades actorales ya que hay veces que no basta solo con tener talento para ser un buen actor.

Estudia bien tu personaje. Dibuja mentalmente el personaje que vas a interpretar para conocer sus características físicas e imaginate sus rasgos faciales. Pero además averigua la historia de tu personaje y el contexto que le envuelve (la sociedad del momento y el lugar en el que se encuentra). Así podrás conocer sus intenciones, sus objetivos y su forma de ser. Y si conoces estos elementos la interpretación será mucho más sencilla y fluida.

Todo el texto que tendrás que decir y todo el diálogo no bastará solo con memorizarlo y soltarlo. Tu cuerpo debe transmitir ese mensaje. Utiliza el lenguaje corporal para comunicar lo que desea comunicar el personaje. Recuerda lo que has aprendido sobre el personaje y vierte esos conocimientos en el lenguaje corporal. Tienes que recordar las intenciones que has descubierto de él: si el personaje es frio, delicado o solitario tendrás que crear unas conexiones emocionales con el público y hacerle entender esos sentimientos.

Actúa para tu público pero también para tu público privado. Todos los personajes tienen un público privado. Por ejemplo, si tu personaje es un hombre enamorado, actúa para esa mujer de la que está enamorado. Si tu personaje es una madre enfadada, actúa para ese hijo desobediente. Quizás el público privado esté en el guion o no, pero debes componerlo y pensarlo ya que esto te ayudará a que tu interpretación sea más realista. Otro consejo que te damos, por último, es que practiques también los demás personajes del guion, aunque no sea el tuyo. Así podrás reflexionar en la relación de tu personaje con los demás.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)