Si estás empezando tu camino como un actor aficionado pero no eres capaz de aprovechar tus emociones para sacar lo máximo de tu personaje, hoy en AficionArts vamos a explicarte todo lo que necesitas saber para construir un personaje de teatro en sólo cinco pasos.

 

Olvídate del personaje

 

Lo primero que debes tener en cuenta es evitar juzgar a tu personaje demasiado rápido. No te preocupes de momento de los sentimientos, emociones, objetivos o personalidad de tu personaje. Antes de nada deberías analizar los “hechos”, o lo que es lo mismo, indagar en el guion todo lo que puedas para ir descubriendo poco a poco cómo es tu personaje, asimilando lentamente y sin prisa.

 

Estudia el guion

 

Lee el guion de todos los personajes una primera vez, entero. Te servirá para ponerte en contexto. Después, haz otra pasada sólo leyendo el guion de tu personaje. Busca información sencilla, como su edad, su apariencia, su trabajo, su familia, si tiene dinero o si ha recibido educación, por sólo nombrar algunos ejemplos. Cíñete a lo que el guión transmita, no juzgues a tu personaje o sus acciones por el momento.

 

Investiga el mundo de tu personaje

 

Investiga todo el contexto de tu personaje a fondo para determinar dónde y cuándo ocurren los eventos de la obra (país, ciudad, período histórico). ¿Qué está pasando en el mundo ficticio en el que habita tu personaje? ¿Cómo le afectan los acontecimientos históricos del mundo real?

 

Determina su nivel de ingresos

 

Aunque teóricamente a todos nos encantaría vivir en una sociedad en la que no hiciera falta dinero para obtener todo lo que deseamos, la realidad es que el dinero es el motor que nos mueve, nos motiva y nos permite cumplir muchos de nuestros objetivos. Esto, como puedes imaginar, también es igual en el mundo de tu personaje. Aunque no lo creas, la interpretación de tu personaje varía radicalmente dependiendo de si dispone de dinero de sobra o le falta dinero para todo.

 

Ahora ya sabes todo lo que importa sobre tu personaje

 

Después de conseguir toda esta información, estás preparado para meterte en la piel de tu personaje. Empatiza con su contexto, sus emociones y sus objetivos enmarcados en ese mundo ficticio que has estudiado. Ponte en su piel y vuelve a interpretar su guion mientras recuerdas todo lo que has descubierto sobre él.

Seguro que al finalizar estos cinco pasos eres capaz de construir tu personaje a las mil maravillas. Deja a todos sorprendidos, ¡y que nadie diga que un actor aficionado no puede impresionar al público!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)